DIABETES Tipo 1

EN BICI POR LA DIABETES

Portada Croacia

Viajamos casi dos años y lo hicimos trabajando desde el día que salimos de Argentina. No teníamos ahorros millonarios, simplemente encontramos una forma de viajar distinta, algo que a veces cuesta entender hasta que se hace. Afuera hay un mundo lleno de gente bondadosa y de oportunidades.  A través del mundo de los viajes, encontramos una nueva forma de llegar a la gente con la diabetes. Creemos que podemos aportar a la concienciación y difusión de la enfermedad por medio del ejemplo de que con autocontrol, aceptación y voluntad, el paciente con diabetes puede lograr cualquier cosa que se proponga, hasta algo tan extremo con hacer un viaje de mochilero sin saber cuándo va a volver, sin saber cuándo va a conseguir trabajo para comprarse las tiras reactivas que necesita para medir su nivel de glucosa, sin saber cuál va a ser su rutina (necesaria para controlar los niveles) o peor, sabiendo que nunca va a tener rutina. Creemos que podemos transmitir un mensaje positivo a aquellos que están recién diagnosticados y así evitar la depresión tan característica del paciente diabético.

Hay personas que sueñan con tener una casa, hay quienes sueñan con tener una familia e hijos y hay quienes tienen como mayor anhelo un auto o un viaje a un hotel cinco estrellas en el caribe. El sueño de Uli es otro: recorrer el mundo con lo necesario, conocer a las personas, escuchar sus historias, vivir experiencias únicas, entender otras culturas y disfrutar de cosas simples como acampar al lado del río, ver el atardecer en el mar, caminar por la montaña o tomar mates a la orilla de algún lago. Este proyecto simplemente es una manera de convencer a la gente y convencernos a nosotros mismos de que la diabetes no tiene por qué ser el límite que impida que eso pase.

Hemos estado haciendo voluntariado en Australia y trabajando en Dinamarca con la visa Working Holiday. Nos desempeñamos como dishwasher (lava platos) de manera full time y horas extras para poder juntar la plata que necesitamos para realizar el proyecto: EN BICI POR LA DIABETES.

NUESTRO PERMISO DE TRABAJO EN DINAMARCA TERMINÓ EN JUNIO DE 2015 Y, DESDE ENTONCES, VIAJAMOS EN BICICLETA Y DESCUBRIMOS CÓMO ES ESTO DE VIVIR CON DIABETES TIPO 1, INFORMAR, INFORMARNOS Y CUMPLIR SUEÑOS.

Ulises es insulinodependiente desde los 22 años y su sueño siempre fue recorrer el mundo. Sueño que se vio frustrado con el diagnóstico de la enfermedad. Años atrás, Ulises comprendió que si aún no había ningún viajero insulinodependiente de habla hispana (con viajero no nos referimos a vacaciones de 15 o 30 días, a planes programados, nos referimos a viajero sin fecha de regreso, sin rutina, sin certezas sobre lo que le espera el viaje) es porque, quizás, nadie se había animado debido a los cuidados necesarios para la enfermedad (controles médicos, dieta saludable, rutina que permita mantener equilibrio de los niveles de glucosa y, lo más importante, la medicina que es muy cara).

Del “por qué a mí”, pasó al “para qué a mí”, y es así como, juntos, comenzamos este proyecto para recorrer parte de Europa en bicicleta para ayudar a todas las personas que padecen la enfermedad y, junto con ella, depresión, a que comprendan que con los cuidados necesarios es posible llevar el tipo de vida que deseen.

La problemática a la cual nos enfrentamos no es la DIABETES en sí como enfermedad crónica, sino a la DESINFORMACIÓN.

Los fallos en el diagnóstico y tratamiento de la diabetes (tipo 1 y tipo 2) se deben a que:

  • Las personas no conocen los síntomas de la diabetes.
  • Hay una falta de interés general en la población respecto a la enfermedad.
  • Los medios de comunicación no brindan el espacio necesario para difundir información sobre esta enfermedad crónica que padecen 347 millones de personas.
  • La información que circula en la web es confusa y esta falta de desentendimiento es lo que deprime y aísla al paciente con diabetes tipo 1.

La Organización mundial de la Salud prevé que para el 2030 la diabetes será la séptima causa de muerte en el mundo.

Estamos en busca de una manera distinta de llegar a los medios y captar la atención de la gente sobre la DIABETES tipo 1.

Queremos acabar con lo que ocurre la mayoría de los casos:

  • Las personas desconocen que poseen la enfermedad porque no saben cuales son los síntomas ni se hacen los chequeos necesarios.
  • Los médicos no saben como aconsejar al paciente sobre el tratamiento adecuado y se generan muchos “mitos”.
  • Las personas con diabetes no reciben el apoyo necesario por parte de su entorno porque, a nivel general, se desconocen las consecuencias de no realizar un tratamiento adecuado.
  • Las personas que padecen la enfermedad no la aceptan y, si la aceptan, sufren de depresión por las exigencias cotidianas necesarias para lograr un equilibrio en los niveles de glucosa en sangre.

Este PROYECTO de viaje en bicicleta, pretende aportar a la difusión masiva de información respecto a la DIABETES TIPO 1.


Si sos parte de un medio de comunicación y querés ayudarnos a difundir nuestro proyecto, por favor no dudes en contactarnos. 


Este es nuestro artículo para el Día Mundial de la Diabetes con la historia de Uli:

PicMonkey Collage

Anuncios