Viajar con una enfermedad crónica: DIABETES tipo 1

cropped-06042014-06042014-dsc_08411.jpg

La diabetes ” es considerada como la epidemia más grande que haya visto la Humanidad”, cita un artículo de José Cardozo en http://www.diabetesaldía.com


La Organización Mundial de la Salud, publicó en octubre de 2013 los siguientes datos:

• En el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes.
• Se calcula que en 2004 fallecieron 3,4 millones de personas como consecuencias del exceso de azúcar en la sangre en ayunas. Para 2010 se ha estimado un número similar de defunciones.
• Más del 80% de las muertes por diabetes se registran en países de ingresos bajos y medios.
• Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.
• La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y la evitación del consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición.
• La diabetes tipo 1 no puede prevenirse ni curarse.

Dia-Mundial-de-la-diabetes_248441“El Día Mundial de la Diabetes une a la comunidad mundial de la diabetes con el fin de crear una voz potente a favor de la concienciación, la promoción y la defensa pública de la diabetes, implicando a individuos y comunidades para poner la epidemia bajo los focos de la atención pública” cita el WDD-GUIDEBOOK2014 que circula gratuitamente en internet.


POR ESO ACÁ ESTAMOS NOSOTROS, APORTANDO NUESTRO GRANITO DE ARENA Y CONTÁNDOLES CÓMO VIAJAMOS Y POR QUÉ.


“La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.” OMS

A ULI LE DIAGNOSTICARON DIABETES A LOS 22 AÑOS. En ese momento, era profesor de Padel y había empezado la carrera de Educación Física, razón por la cual se realizó análisis de rutina donde saltó que tenía el nivel de azúcar en sangre muy elevado. Como es costumbre en nuestra ciudad y en mucho lugares, los médicos le erraron con el diagnóstico y le dijeron que lo que tenía era diabetes tipo 2 (enfermedad que suele darse en personas mayores de 40 años con problemas de hipertensión, obesidad y vida sedentaria). Estuvo seis meses con medicación oral, dieta y actividad física, hasta que durante un viaje de negocios a Uruguay, los valores de glucosa en sangre comenzaron a elevarse de manera continua y volvió a tener los mismos síntomas que le permitieron diagnosticar la enfermedad: sed, deseo frecuente de orinar, cansancio, hambre excesiva y pérdida de peso. Luego de eso, en Córdoba Capital y con un especialista, en diciembre de 2009 le dijeron lo que no quería escuchar: era insulinodependiente (diabetes tipo 1) y debía comenzar a inyectarse insulina para equilibrar sus niveles de glucosa en sangre.

La diabetes de tipo 1 (también llamada insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia). Se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Se desconoce aún la causa de la diabetes de tipo 1, y no se puede prevenir con el conocimiento actual.” OMS

La falta de información, el desconocimiento, el no tener a ningún familiar ni amigo con la misma enfermedad para pedir consejos, son los factores que hacen más vulnerables a un paciente recién diagnosticado. En primer lugar, porque el paciente debe aprender a llevar un control riguroso de la cantidad de carbohidratos o azúcares que consume para saber exactamente la cantidad de insulina que debe suministrarse y en qué momento. Es un proceso largo de prueba, error y mucha voluntad. Y por otro lugar, es el efecto psicológico que tiene el diagnóstico de una enfermedad crónica como la diabetes tipo 1. “El desconocimiento me jugaba en contra, pensaba que iba a tener que ir a todos lados con una jeringa y una ampolla de insulina” dice Uli, pero por suerte la ciencia avanza y la medicina con la que hoy viajamos y con la que vamos a todos lados viene en forma de lapicera.

Insulinas que nos quedan al 14/11/2014

Insulinas que nos quedan al 14/11/2014

Estudios recientes han demostrado que las personas con diabetes presentan el doble de casos de depresión que las personas sin diabetes de la misma edad. Esto es debido, además del esfuerzo que implica mantener los niveles de glucosa en sangre, a que el paciente cree que a partir de ese momento su vida está condicionada y limitada. Muchos creen que deben reducir sus horas de trabajo ya que implica un peligro para su salud realizar actividades que demanden actividad física en exceso o porque es muy complicado comer a horario y llevar un control riguroso cuando se está fuera de casa.

PicMonkey Collage

Uli midiéndose la glucosa

Y es cierto. Uli se pincha el dedo unas seis veces por día para medir su nivel de glucosa en sangre y se inyecta insulina al menos tres. Un tipo de insulina, que es “la lenta” y que debe inyectarse todas las mañanas independientemente de si sus niveles de glucosa están bien o no. Y el otro tipo de insulina que es “la rápida” que utiliza cada vez que vamos a comer algo que contenga carbohidratos o azúcar (pan, arroz, papa, dulces como galletitas o torta, etc).

Inyección de insulina rápida

“Al principio me costaba inyectarme en público, ya que no quería que me preguntasen qué es lo que era o que simplemente me miraran raro.”


En enero de 2012, conocí a Uli en un viaje a Machu Picchu. Ese fue su primer viaje como insulinodependiente. Las mayores complicaciones en un viaje como mochilero son: conseguir hielo o refrigeración ya que la insulina debe estar refrigerada y no puede exponerse a temperaturas que superen los 30°C y tener siempre algún alimento o bebida con alto contenido de azúcar en la mochila. Esto último es indispensable.

Una persona con diabetes tipo 1 necesita inyectarse insulina para que sus niveles de glucosa en sangre no sean excesivamente altos. Pero también, un nivel de glucosa en sangre excesivamente bajo es más peligroso que un nivel de glucosa en sangre alto. Una hipoglucemia (niveles bajos) puede llevar a que la persona pierda totalmente la conciencia y termine con un coma diabético. El paciente, la mayoría de las veces, puede presentir una hipoglucemia ya que le empiezan a temblar las manos, suda excesivamente, tiene mucha hambre y se siente débil. En ese momento es cuando debe (previo pinchazo del dedo y medición) consumir algo que contenga altos contenidos de azúcar.

No parece tan complicado cuando estás en medio de una ciudad, el problema es cuando estás en el medio de una reserva natural, en la montaña, y te encontrás con esta situación. Nos pasó una vez, y desde entonces aprendimos. Estábamos en Cerro Blanco, una reserva natural en Córdoba, y empezamos a caminar río arriba con el objetivo de ver Cóndores (el ave favorita de Uli). Teníamos cuatro sobres de azúcar pura, pero el calor era tan intenso y la caminata fue tan larga que Uli consumió los cuatro. Estábamos volviendo a la carpa cuando Uli comenzó a sentirse mal y su nivel de glucosa en sangre dio 40 (la más baja que tuvo hasta ahora). No teníamos nada dulce, corrí al refugio que estaba cerca y no había azúcar ni nada que se le pareciese. No me quedó otra que correr en ojotas por la montaña hasta llegar a la entrada de la reserva natural (me llevó unos 20 minutos). 20 minutos es mucho tiempo para una hipoglucemia, se tiene que actuar en el acto. Pero volví con gaseosa, galletitas, torta (compré casi todo lo que había) y Uli se repuso, aunque necesitó dos horas para sentirse bien. Y eso es lo que ocurre con cualquier baja de glucemia, la persona consume azúcar pero su cuerpo tarda al menos una o dos horas en reponerse.
Esos episodios ocurren por la desinformación. Sí, teníamos azúcar, pero no lo suficiente para una caminata en pleno verano por la montaña. El calor y el estado de ánimo también influyen en los niveles de glucosa en sangre, lo que hace más difícil mantener el equilibrio. En la mayoría de los casos, la ansiedad eleva la glucemia y la depresión o la tristeza la bajan.
20141029_183059Hace tan sólo una semana, descubrimos en la farmacia danesa y, por recomendación de una australiana que conocimos en Sydney, las pastillas de glucosa concentrada. No sabemos si se pueden conseguir en Argentina, pero son ideales no sólo para el viajero sino para cualquier persona ya que no ocupan espacio y son de efecto rápido.


En febrero de 2012 (con un mes de novios y de habernos conocido) empecé a incentivar a Uli para hacer un viaje sin fecha de regreso por algún país lejano. Claro que dijo que no. Con los controles mensuales del médico y la necesidad vital de la insulina, pensó que era imposible. Pero como nada lo es, almacenó insulina por un año, se hizo todos los chequeos, vendió todas sus cosas y se subió conmigo a un avión rumbo a Sydney.

Lejos de todo lo recomendado, nos encaminamos en una vida sin rutina ni certezas. Nuestro acotado presupuesto generado por la plata que vamos ganando en los trabajos que conseguimos en el camino, tiene como prioridad la buena alimentación y la medicina de Uli. Cargamos con insulinas lentas y rápidas para un año y medio aproximadamente, pero no tenemos la cantidad necesaria de tiras reactivas (necesarias para la medición diaria de los niveles de glucosa) por lo que sabemos que es un gasto fijo con el que no podemos escatimar gastos. Cada caja de tiras sale unos 30 dólares, y Uli necesita cuatro cajas por mes. Los seguros de viajes que uno compra no suelen cubrir enfermedades preexistentes, por lo que no podemos contar con eso.

tiras


La psicóloga Laura Foster en una entrevista para Canal Diabetes, cuenta el importante papel que juegan las redes sociales en esta enfermedad:

“Los pacientes pueden conocer historias de otras personas que han pasado por lo mismo que ellos […] Cuando después del diagnóstico surge la rabia, el por qué a mí, cuando el horizonte se ve oscuro, cuando parece que todos sueños se rompen, ver que otro ha vivido lo mismo y ha salido adelante es una inspiración.”

Me gustaría decir que fue fácil, que es fácil vivir el día a día con esta lucha de híper e hipoglucemia, que podemos viajar como cualquier otro, que no tenemos límites, pero no es así. Los episodios de hipoglucemias son cosa de todos los días, cada vez que armamos las mochilas no sabemos dónde meter las 80 lapiceras de insulina, tenemos que salir a todos lados con el medidor de glucosa, con la insulina y con azúcar, tenemos que comer sí o sí cada 3 o 4 horas comida saludable, tenemos que calcular cuánto vamos a caminar y qué vamos a hacer antes o después del desayuno o del almuerzo y tenemos que asegurarnos de que tenemos suficientes tiras reactivas. La primera medición de la mañana con niveles de glucosa altos significa un día de no tan buen humor así como las bajas de glucemia significan reposo de varias horas. Ir al médico si algo anda mal y comprar una gaseosa en el kiosco más caro de la ciudad, no es algo que consideremos o pensemos dos veces. No, no es fácil y muchas veces se traduce en negativas a invitaciones de otros viajeros, en un “queremos estar solos”.

Uli es un paciente de diabetes tipo 1 como cualquier otro que sabe los riesgos y complicaciones de su enfermedad. Pero en 2013 tomo la decisión (o tomamos la decisión) de que eso no podía impedir que cumplamos nuestros sueños. Mientras planeábamos el viaje, intentamos comunicarnos con algún viajero-mochilero que tenga diabetes tipo 1 pero no encontramos a ninguno. Teníamos muchas dudas, muchos miedos, pero el hecho de que no haya ningún viajero insulinodependiente de habla hispana no nos desalentó, todo lo contrario. Uli pasó del ¿por qué a mí? al ¿para qué a mí?

“Cuándo una madre con un hijo diabético escucha a otra decir que su hijo hace una vida normal, el nivel de ansiedad baja, ya que deshace muchos de los pensamientos negativos que tenía respecto a la enfermedad.” Laura Foster

10256472_10152391339759127_3429661034178256886_n

Uli y su mamá en la fiesta de despedida

Me afectó mucho , primero por ser mi hijo, prefería que me pasara a mí y no a él , segundo su edad ,joven ,edad difícil , y cuando empezó con insulina más todavía, lloré mucho y me hacia muchas preguntas: ¿podrá tener hijos ? ¿conseguirá una mujer que lo acompañe y lo entienda ? ¿sus amigos lo ayudarán?” Hoy nos alegra que Moni le pueda decir a otras madres que sí, a Uli lo ayudaron mucho sus amigos, consiguió una mujer que lo acompañe y lo entienda y, además, está viajando por el mundo cumpliendo su sueño (lo de los hijos te lo debo Moni, si te van los perros como nietos arreglamos 😉 ).

“Al principio fue sin medicamento y con actividad física, pero cuando llegó el momento que no podía controlarla, ahí lloró mucho  y nos pidió que lo lleváramos a Córdoba. Fue en ese momento que nos cambió a todos la vida. No se colocaba la insulina delante de nadie  y estaba siempre en su cuarto solo” me cuenta Moni.

No fue fácil para Uli, no es fácil para nosotros ahora, pero tampoco es imposible. Tenemos que tener más cuidados que un viajero normal y nuestros gastos fijos son un poco más abultados. Hay cosas que no podemos dejar al azar. Hay días malos, pero también hay días buenos. Hay momentos de decaídas en las que Uli se siente mal físicamente y, de repente, pensamos que la plata no vale nada y nos gastamos todo lo que tenemos en cumplir algún sueño (como el próximo que es conocer Islandia). Algunos se preguntarán por qué no ahorramos en vez de gastar todo lo que juntamos hasta ahora en cuatro días en Islandia. Algunos pensarán que tenemos otros ingresos, pero no. Simplemente decidimos que vamos a disfrutar ahora lo que más podamos. Quizás en cinco o diez años estemos atados a un lugar con controles médicos mensuales y el doble de cuidados de los que tenemos ahora, por eso el momento es ya. Si no es ahora, ¿cuándo?

Antes del viaje, Uli tuvo momentos en los que parecía que se iba a dejar vencer por la tristeza y la depresión que produce esa enfermedad. Fui testigo de eso, así como también soy testigo ahora de que hace ocho meses que lo veo feliz. Una baja de glucemia, un fuerte dolor de cabeza por valores altos, 10 pinchazos por día, no pueden con el hecho de estar cumpliendo un sueño. Nunca lo vi tan contento, nunca lo vi tan entusiasmado con algo, nunca la vi tan comprometido con su enfermedad y con las personas que padecen lo mismo que él.

Uli siempre quiso llegar a ser como esas personas que lo inspiraron en el Foro Internacional de Emprendedores en el que participaba. Hacer, lograr lo impensable, cumplir sueños e inspirar a otros. Hoy, sabe que algún día puede serlo (estamos trabajando en eso como nuestro próximo proyecto).


Quizás del otro lado de la pantalla haya alguien que padece diabetes hace años o que recién se la diagnostican. Quizás nos lea un padre, un hermano o un amigo de alguien que tiene esta enfermedad crónica. A esas personas es a las que queremos llegar, porque queremos que sepan que sí se puede, que no es fácil pero tampoco imposible. No están limitados, no tienen que cambiar sus proyectos de vida o sus planes por la enfermedad. No son ustedes los que deben adaptarse a la enfermedad y resignarse; sino que deben aprender y encontrar la manera de adaptar la diabetes a su estilo de vida, a sus planes, a sus sueños.

 

WDD

Si querés ayudar, podés compartir esta nota para que le llegue a otras personas y sepan qué es la diabetes y se interesen un poco más por la enfermedad.

Si querés compartir en Twiter, podés usar el #WDD del día mundial de la diabetes o #ViajerosCrónicos


EN LOS MEDIOS

Radio Estación- San Francisco, compartió nuestra nota y entrevistó a Uli en el día Mundial de la diabetes. La nota es la que aparece en esta página, pero también está el audio por si quieren escucharlo: RADIO ESTACIÓN- ENTREVISTA A ULI

diabetes

Anuncios

31 Comentarios »

  1. Mi amigo de estudio en el primer año del profesorado.. Como me alegra que estes tan feliz.. Amo lo que están haciendo.. Serte chicos.. Muy linda la nota.. Besos

  2. Sinceramente no te conozco, pero vengo de una familia donde la diabetes es habitual, mis abuelos y bis abuelos han fallecido por coma diabético, mi abuelo paterno vive pero también lo sufrió y estuvo muy mal. Mi papa es diabético, mi tía también. Desde que soy chica mi abuelo me ha hecho medidas de glucosa en sangre y siempre estuvieron cerca del limire , por lo cual me hago análisis cada 6 meses para chequear. En realidad tengo mucho temor, pero.no asumo el riesgo que tengo y no me cuido. No es fácil, al nacer en un entorno donde ver las agujas, las tiras y hasta jugar con ellas mirándolas pensando.como funcionaran, uno crece con mucho temor. Mi abuelo tiene la filosofía de que vamos a terminar siendo todos diabéticos en.la familia por.los hábitos alimenticios y tiene razón ya que la semana pasada se la diagnosticaron a mi papa. Desconozco de los.cuidados, creo que es hora de empezar. Además los felicitó, esto llega a mucha gente. Uno esta lleno de sueños, pero a veces los temores y estructuras que la sociedad nos impone en.nuestra formación hace que hagamos un paso al costado. Siempre soñé con poder viajar y vivir la gran aventura. Quizás al trabajar y tener ya una vida social como se espera se hace muy difícil soltar esos lazos que uno creo para poder volar. He encontrado mi.espacio al escapar como le decimos con lo novio a la montaña, solos en el medio de la nada sin nada, escalando, caminando disfrutando de la hermosa naturaleza desconectados de todo y me hace inmensamente feliz. Ojalá todos sus sueños se cumplan, no bajes lo s brazos jamas uli, en el camino siempre encontrarás gente que te amara por lo que eres y.no dudara en darte lo que necesites. Si alguna ves necesitan ayuda no duden en pedirla, a miles de kilómetros algo siempre es posible hacer. Sigan soñando y demostrando que las utopías se pueden hacer realidad y contagiando con esas ganas de animarse a soñar. Beso!

    • Jesica! nunca es tarde para tomar conciencia. Lamentablemente los hábitos alimenticios de hoy en día incrementan las posibilidades de contraer esta enfermedad. Cambiando un poquito la dieta y haciendo un mínimo de actividad física, ya estás haciendo mucho para prevenirla.
      Te cuento que nosotros empezamos como vos y tu novio. Primero fueron fin de semanas en las sierras en carpa o en refugios, hasta que nos animamos y dejamos todo para ir tras nuestro sueño!! Así que tampoco es tarde para que se planteen lo que quieren ustedes también!!
      Muchas gracias por tus palabras y esperamos que puedas cumplir tu sueño también!!
      Te mando un beso grande!!

  3. Muy buena la nota chicos algo sabía porque conozco a Moni,soy amiga de su amiga y recuerdo cuando me contó que te habían detectado la enfermedad, me da alegría saber de tu cambio de actitud con respecto a la diabetes, que no te des por vencido y que disfrutes de la vida cuidándote, que sigan sus alegrías que sean siempre felices y Ulises que valores mucho el apoyo de tu compañera de vida y aventuras!! abrazos desde San Francisco!!

    • Olga!! muchísimas gracias por tus palabras. No es fácil cambiar la actitud, pero creeme que vale la pena.
      Y si, la vida me puso en el camino esta mujer que realmente ayudó muchísimo en este cambio en mi.
      Gracias de nuevo y saludos para todo San Francisco, desde Dinamarca en este momento.

  4. Hola Ali y Uli; soy el papá de Seba. Solo compartí con ustedes una semana y los quiero como si los hubiese tenido en brazos desde que eran bebes. Uli; sos un valiente, digno de ser el protagonista de los Superhéroes. Ali: tu relato me emocionó. Tenes los ovarios más grandes que una casa. Puro sueño y fuerza para seguir. No paren de viajar….la vida les sonríe más allá de la diabetes…

  5. Q bueno leer historias de vida similares….claro que con diabetes se puede!!!!…me alegra mucho q hayan podido cumplir su sueño…soy dt1hace 22 años y nunca dejé de hacer cosas….hago mucho deporte y tengo 4 hijos de los cuales 2 son melliza.Hace 1año y 1/2 q uso un infusor de insulina con sensor….el cual m edio más libertad y seguridad….creó q ya no hay imposibles para mi.Les dejó un abrazo y….a seguir!!!!!

  6. Chicos!!!! Como les esta yendo? Da la impresión a la distancia más que bien!!! Me alegra mucho!!! Hoy gracias a mi compañera de vida llego a mis ojos su historia!!! Y como diabético tipo 1 a mis 23 años los admiro, que sana actitud y cuan motivante resulta su experiencia!!! Ali sin conocerte te felicito por tu paciencia, valiente compañía y tu aguante!!! Uli me ayudas a creer en quizás, un mejor futuro!!! Cuanto coraje!!!
    Soy insulinodependiente desde los 10 años pero hace poco tiempo que quiero salir a descubrir nuevos horizontes y hasta hoy, me animo a decir, creía que pasar muchos días lejos de casa o mi zona de confort era complicado debido a no saber como hacer para requerir insulina al traspasar las fronteras y transformarme en un viajero!!! Veo que utilizas los mismos tipos de insulina que yo, la Lantus como basal y la NovoRapid para prevenir y corregirte!!! Por eso mi esperanza hoy creció y pude ver que no tiene porque ser imposible realizar mi objetivo!!! Yo hasta hace poco utilizaba las pastillas Glucotem para reflotar de mis hipoglucemias en medio de la actividad física pero dejaron de fabricarse así que retome las viajas andanzas con algo de azúcar sólida encima!!!
    La nota esta mas que bien redactada, supieron reflejar con sinceridad las “complicaciones” y vivencias de un soñador que invita a convivir a una enfermedad crónica consigo y que se demostró buena voluntad para su día día!!!
    Felicitaciones, gracias por alentar mi Lunes
    Ojalá creemos contactos, espero volver a leerlos
    Les mando un abrazo y les deseo buena salud

    Ivan Rapp.
    14 de Julio del 2015
    Pergamino, Buenos Aires, Argentina

    • Hola Ivan! El que te contesta ahora, soy yo (Uli) Muchas gracias por lo que escribiste, no sabes lo lindo que se siente saber que lo que estamos haciendo les llegue a las personas como vos.
      Vos lo sabrás muy bien, porque hace mucho más que yo que tenés diabetes, que no es fácil organizar una salida, ya sea por un fin de semana o varios días y ni hablar de viajar sin fecha de regreso.
      Yo descubrí las pastillas de dextrosa en Dinamarca hace unos pocos meses, antes de eso siempre llevaba conmigo sobres de azúcar (muy incómodo jaja).
      La verdad que aprendí muchísimo en este viaje, me puse en contacto con diabéticos que practican deportes de manera profesional y también busqué info en internet. Pero como vos sabés también, nadie nos conoce mejor que nosotros mismos. No te voy a mentir, antes del viaje tenía mucho miedo y no sabía si iba a poder controlar los niveles.
      Y Ali es un pilar fundamental, ella es la que me motiva y siempre está pendiente (Creo que le contagié diabetes, porque ya sabe cuando estoy bajo de azúcar o cuando necesito hacer un poco más de ejercicio para bajarla, jaja).
      Nuevamente te doy las gracias por tu aliento a la distancia y espero poder animarte a que hagas lo que realmente quieras sin que la diabetes sea un obstáculo. Lo bueno que ya tenés una compañera que te apoya y te estimula.
      Ojalá lo que estoy haciendo te ayude a decidirte y lanzarte!!
      Cualquier cosa, escribime que en lo que pueda, voy a ayudarte y si no, buscamos juntos la respuesta jaja.
      Te mando un abrazo enorme y buenos niveles!

  7. Hola chicos! Me encanto la nota y su experiencia. Veo q se arreglan muy bien con la insulina y demas menesteres. Lo único q realmente me molesto es el comentario: “Como es costumbre en nuestra ciudad y en muchos lugares los médicos le erraron en el diagnóstico” . Yo creo q en nuestro pais hay excelentes profesionales y el 99,9% puede y sabe duagnticar un cuadro de dbt 1. Tb debes saber q no siempre las enfermedades muestran de entrada “su cara” sino q muchas veces comienzan de una manera solapada. El sistema d salud es deficiente, pero cubre gratuitamente todas las necesidades d las personas con enf crónicas (muchos no tienen 30 dolares para comprar tiras reactivas ni insulina) y su capital humano es invaluable. No se ofendan, solo queria dejar esta reflexion. Muchas suerte y sigan asi!! Disfrutando de la vida q ea tan hermosa!!

    • Gracias Maria de los Angeles. Supongo que no esta claro en el post, es solo que en nuestras familias tuvimos todos malas experiencias con consecuencias muy graves con los profesionales de nuestra ciudad. Asi que el comentario va en especial a nuestra ciudad y nuestra experiencia que no se lo deseo a nadie (desde diabetes, hasta cancer). No te preocupes, tengo familiares medicos y se del trabajo y la calidad humana que tienen. Por otro lado, en las ciudades que no son Cordoba capital o Buenos Aires, el sistema de salud publico no esta entregando la medicina a las personas con diabetes. He hablado con muchas personas que no pueden pagar los medicamentos y tampoco se los entregan en los hospitales. ASi que siguen habiendo falencias. Esa es nuestra percepcion, por eso el blog es personal y escrito en primera persona. Pero es muy productivo leer los pensamientos de todos los que nos leen y saber que es lo que piensan despues de leernos. Mil gracias por tu comentario. Ahora voy a tener más cuidado cuando escriba apreciaciones personales sin explicación. No había pensado en eso. Un abrazo!

  8. Hola Ale y Uli!
    Muy bueno, gracias por compartirlo, mi nombre es Rafael, tengo 26 años y hace 13 soy insulino dependiente, uso infusora de insulina desde los 17. me motiva mucho leer este post, ya que estamos planificando con mi novia (la cual es una leona y también ya conoce cuando me baja el azucar y esta pendiente en cada momento) hacer un viaje sin fechas, mi gran temor son las tiras, es bueno saber que se pueden conseguir, a mi me las da mi prepaga que solo me permite retirar 3 cajas por mes al comienzo del mes, el resto de los insumos me los dan cada 6 meses en una sola entrega, es por eso que mi mayor preocupación son las tiras, me dan mucho aliento, sigan compartiendo!! gracias saludos y buena vidaa!

  9. Hola chicos!que lindo fue encontrarlos, tengo el corazon lleno de alegria!
    Yo tambien tengo dbt1 desde los 14 años, hoy ya tengo 27 y puedo reconocerme en todo lo que has escrito Uli.
    Yo tmb soy una viajera, siempre he viajando de mochilera por argentina y en el 2012 emprendi un viaje de 1 mes de mochilera por Mexico junto con mi compañero de amor. Fue un viaje de transformacion interna, de gran aprendizaje, todos los desafios de estar lejos ante circustancia como de haberme quedado sin azucar(por que tambien llevo los sobres de azucar y es muy bueno saber lo de las pastillas de glucosa) en un micro en medio de la nada, quedarme sin insulina nph y arreglarmelas para conseguirla por que el seguro medico no me la daba, los desafios con mi pareja ante mis miedos y mi falta de confiaza, que cuando las hacia eso que tanto miedo me daba como estar en medio de una selva, todo los miedos se derrumbaban y me sentia cada ves con mas fuerza.
    Hoy en dia estamos planeando nuevamente un viaje y esta ves a China, aun siguen apareciendo miedos pero estoy trabajando en eso para que sea un desafio desde el amor y la sanacion. La satifaccion de saber que se puede y la recompenza de amor hacia uno es lo que le da sentido a todo esto que nos toca vivir.
    Y como siempre lo importante no es el por que a mi? sino EL PARA QUE A MI?
    Gracias gracias y gracias por haber llegado a ustedes y por compartir su camino!
    Buen viajeeeeeeeee!!!y buena vidaaa!!!!
    Y en contacto si van para China en Abril 🙂
    Cariñoss!!

    Anahi.

    • Que lindo leer tu mensaje Anahi! Hoy más que nunca. Realmente nos podemos imaginar por las miles situaciones que tuviste que pasar! Sos una valiente. Lo más lindo de toda la historia es que lo hiciste! Ademá, no te rendiste sino que apostas de nuevo a eso. Me encanta! ! 😊 tenés algún blog o Facebook que podamos seguir? Imagino que podemos aprender mucho de vos también! Gracias de verdad por escribirnos 😊. Te deseamos lo mejor en esta nueva aventura!

      • Gracias chicos!!! les paso mi facebook Anahi Rocio Triaca.
        Doy clases de Yogaterapia para pacientes con diabetes, si saben de alguien que le interese serán bienvenidos!
        Un gran abrazo y estamos en contacto! 🙂

  10. Hola chicos!! Como a muchos otros a mi también me puso muy contenta encontrarlos y leerlos, hace rato que vengo buscando viajeros con diabetes tipo 1 en las redes y no encuentro, tengo 21 años, me diagnosticaron a los 8 y todavía sigue anguatiandome en algunas situaciones tener esta enfermedad, hace un año y medio viaje con mi hermana por dos meses y hasta ahora no me volví a sentir tan bien como en ese viaje, mi idea es hacer otro y salir de la monotonía actual, me sentí muy identificada con los cambios de humor de Uli y con la tristeza.
    Mi idea es irme sin pasaje de vuelta, recorrer, conocer y llenarme de todo lo lindo que me genera viajar, pero el gran miedo y la gran duda es la que nombraron ustedes ¿Como hago con la medicación?, me parece un gasto inaccesible tener que comprarla,ya que no sé que trabajos iré consiguiendo, quizás solo me de para vivir con lo justo, para la comida y hospedaje;(Acá, por suerte la obra social me cubre al 100% la insulina y las tiras reactivas), tampoco creo poder juntarla por un año como hicieron ustedes ya que nunca me dan demás en la obra social, no hay forma de que acumule insulina/tiras. ¿Se puede lograr que la gestionen en otras partes del mundo de alguna manera? Realmente siento que es un impedimento para mi y no encuentro la manera de resolverlo.
    Me pone muy feliz saber que otras personas como ustedes si lo lograron,
    Buenas rutas!!! muchas gracias por haber publicado su experiencia, es muy importante para nosotros que los leemos desde el otro lado de la pantalla pensando que no se podía!.
    Les mando un abrazo enorme,
    Mar, de CABA.

    • Hola Marina! Qué alegría recibir tu mensaje y saber que vas a emprender un gran viaje. Con el tema de la medicación es bastante complicado. Nosotros aparte de ir ahorrando una insulina por mes, conseguimos que la doctora de Uli nos consiga una caja aparte de lentas. Desgraciadamente no son muchas las opciones. En otros países son carismas igual y no te las dan. Nosotros justamente ahora nos volvemos porque nos quedamos sin y no pudimos encontrar otra forma de abastecimiento. Lo que sí te puedo recomendar y que es muy bueno ya que lo hicimos es la visa Working Holiday de Dinamarca. Podés encontrar info de esta visa acá en la web. Con esa visa el sistema de salud te da las tiras gratis y todos los controles médicos. A las insulinas las tenés que pagar pero te hacen un descuento y si estás trabajando en el país las podés costear. Eso es lo único que nos ayudó por ahora. Espero que te sirva. De todas formas seguimos escribiendo por acá o por la Fanpage 😊

  11. Hola! Que bueno esto que leo. Tengo diabetes tipo 1 desde los ocho años y este año mendieron una beca para èstudiar un semestre en Francia. En ningún momento dude y sé que siempre hay soluciones para todo además de que el sistema de salud francés es muy bueno. Ahora, una pregunta, voy a salir de viaje a recorrer Europa antes de volver a argentina. Cómo hago con la insulina?? Por el tema de la refrigeración

  12. Hola, me encantó!!!,gracias a la historia de Uli,hoy me siento mas segura y mas fuerte.Soy diabetica tipo 1 y llevo 16 anos con diabetes, llevo 5 anos fuera de mi pais “Espana” he vivido 3 anos en Ingliterra, en donde me descontrole totalmente,fumaba,bebia
    y comia muy mal,mis niveles de azucar eran siempre muy altos por lo cual era mas propesan a tener infeciones y me entró un virus el cual me creo “pericarditis” tenia liquido en los pulmones y en la bolsa de el corazon en la cual impide la movilidad correcta de el corazon,estube ingresada 1 semana,los medicos estaban seguros de que ivan a operarme,pero con los medicamentos al 4 dia sali de peligro y eso me hizo mas fuerte sipcologicamente y cuando sali de aquel hospital decidí de cuidarme mas y de no volver a tener miedo de hacer lo que me gusta que es viajar.
    Siempre quise hacer un voluntariado en India pero lamentablemente mi diabetes me a frenado mucho,pero desde aquel dia no tengo limites,actualmente ayer mismo decidí de organizarme con una amiga para irnos en agosto 2 mese, llevo 2 anos viviendo en Italia donde me han recetado una insulina nueva que se yama Tresiba y tengo muchas hipoglucemias pero tengo los niveles de azucar estan mas controlados.Muchisima gracias Viajeros Cronicos

  13. Justo necesitaba leer algo así, puesto que estoy pensando este verano en irme una temporada, solo. Como hicieron al final con el tema de la refrigeración de la insulina? Creo que eso es lo que mas le preocupa. Las tiras las puedo racionar, lo controlo bien y no necesito tantas mediciones diarias.
    Desde ya gracias chicos, saludos !

  14. Estimados Sres./Sras.,

    Tenemos el placer de comunicarles que su página web viajeroscronicos.com ha sido elegida para formar parte de DiabeWeb.com, el primer buscador de contenidos y recursos sobre diabetes en Internet validado por profesionales sanitarios.

    DiabeWeb es un proyecto impulsado por ESTEVE, con el aval y la colaboración de la Fundación redGDPS (Red de Grupo de Estudio de Diabetes en Atención Primaria) y la FEDE (Federación Española de Diabetes).

    Para ello contamos con un comité científico que revisa el contenido de las distintas webs, Apps y blogs antes de formar parte de nuestra selección, en la que solo se incluirán aquellas páginas que cumplan con nuestros estrictos criterios de valoración.

    El objetivo de esta iniciativa es ofrecer fuentes de información fiables sobre diabetes y estilos de vida saludables, para que profesionales sanitarios y pacientes dispongan de un entorno seguro donde acceder a contenidos de calidad. Además, DiabeWeb se construye como una plataforma colaborativa en la que los usuarios pueden valorar y compartir las páginas que aparecen.

    Debido al crecimiento de esta plataforma, nace un nuevo apartado que permite a Diabeweb acercarse aún más a sus usuarios, el #BlogDiabeWeb. Semanalmente se publicarán rankings, artículos de interés e información sobre las últimas actualizaciones de la web. Además, inaugura su cuenta de Twitter @Diabeweb para mantener a sus seguidores al día las novedades relacionadas con la #diabetes y #DiabeWeb.

    Les invitamos a formar parte de este proyecto pionero visitando http://www.diabeweb.com y les animamos a incluir en su página web “Web recomendada por DiabeWeb” junto con nuestro sello distintivo, adjunto en este email.

    Así mismo, les agradeceríamos se hagan partícipes de la promoción de la plataforma y del Twitter de DiabeWeb para ayudarnos a dar a conocer esta iniciativa a través de sus webs y redes sociales.

    Para cualquier duda que les surja sobre el proyecto podrán contactar con nosotros a través de contacto@diabeweb.com.

    Saludos cordiales,

    Equipo Diabeweb

Contanos tus dudas o experiencias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s